Todo Piscinas

El Código Técnico de Edificación establece las exigencias básicas en calidad de los edificios y sus instalaciones para cumplir los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad.

Actualmente cada Comunidad Autónoma dispone de un reglamento sobre piscinas. Las condiciones que impone el CTE deben entenderse como unas normas básicas a nivel estatal, pudiendo establecer cada Comunidad normas adicionales, cumpliéndose en ese caso ambas cosas.

Ámbito de aplicación

El CTE es de obligado cumplimiento en piscinas de uso colectivo (no uni-familiares), excluyendo las de uso exclusivo de competición o enseñanza, por requerir características propias, así como las destinadas a usos médicos por disponer de reglamentación específica. La principal diferencia entre el CTE y las normas de las comunidades es que afecta a piscinas de uso colectivo sin importar a cuantas viviendas va destinada.

Barreras de protección

El CTE exige que las piscinas dispongan de barreras de protección que impidan llegar hasta el agua, a menos que el acceso de niños a la zona del agua esté controlado (es decir, los niños no pueden acceder en ningún momento, algo difícil de realizar en piscinas de viviendas si no se disponen barreras, ya que en el momento en que no se usa la piscina no debe poder accederse, como cuando se cierran las piscinas municipales).

Las barreras deben cumplir las siguientes características:

  • Tener elementos de cierre y bloqueo en las zonas de acceso.
  • Tener una altura mínima de 1,20 metros.
  • No ser escalables.
  • Resitir una fuerza horizontal de 0,5kN/m.
  • No tener huecos por lo que pueda introducirse una esfera de 10cm.

Por lo general, las normas establecidas por las comunidades, permiten solucionar el uso de vallas mediante otros sistemas, como barreras arquitectónicas u ornamentales. El CTE lo permite siempre que se justifique que se alcance el mismo nivel de seguridad.

Profundidad del vaso

El CTE establece como profundidades máximas 50 cm para piscinas infantiles y 3m para el resto, siempre que existan zonas con profundidad inferior a 1,40m. Además existen normas para señalizar las profundidades.

En las comunidades los límites varias desde 30 hasta 60 cm en las piscinas infantiles, y en algunos casos no hay establecidos límites máximos en la profundidad.

Pendiente del suelo del vaso

El CTE exige que la pendiente supere el 6% en las piscinas infantiles y en el resto de piscinas, el 10% en las zonas de profundidad inferior a 1,40m.

En las zonas que superen esta medida la pendiente no puede exceder el 35%. Por lo general, estos valores coinciden con las normas autonómicas.

Huecos en el vaso

Los huecos realizados en el vaso de la piscina deben estar cubiertos con rejillas o dispositivos parecidos que impidan que le usuario quede atrapado.

Materiales del vaso y el andén

EL CTE exige que el material del interior del vaso sea de color claro, algo que ocurre en casi todas las normas autonómicas.

La novedad en el CTE es que exige que los pavimentos deban cumplir unas normas de resbalabilidad. Hasta ahora lo único que se decía era que debía ser antideslizante sin establecer ninguna medida. El CTE establece un ensayo para medir la resbalabilidad de los pavimentos, estableciendo unas clases de suelo. En el caso de las piscinas, se establece que tanto el material del vaso como el del andén debe ser de clase 3, la más exigente.

Andenes

Los andenes deben tener una anchura mínima de 1,20m, evitando su construcción el encharcamiento. Según las comunidades esta medida variaba, e incluso en algunas se decía que debía establecer un fácil acceso al vaso. El CTE toma esta medida para favorecer la circulación entorno al vaso.

Escaleras

Deben alcanzar una profundidad de 1 metro bajo el agua. O bien 30 cm sobre el suelo de la piscina. Deben estar situadas en las zonas próximas a los ángulos del vaso, y en los cambios de pendiente de forma que no existan más de 15 metros entre ellas.

También se exige que no deben sobresalir de la pared del vaso.

Como conclusión, especificar que el CTE establece unas condiciones mínimas a nivel estatal. Como en todas las comunidades ya había normas, el cambio es que algunas medidas son más restrictivas. Los cambios más relevantes son las nuevas normas de resbalabilidad que deben cumplir los materiales, y la obligación de todas las piscinas de uso colectivo de cumplir las normas.

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?